¿Problemas en el futuro de los vehículos eléctricos?

¿Te preocupan las nuevas medidas que se están llevando a cabo en las grandes ciudades españolas para los vehículos de consumo diesel o gasolina? Cada vez son más las ciudades que se unen a este tipo de leyes. Limitan su circulación en algunos tramos horarios, a veces por algunas partes de la ciudad (centro histórico, zonas comerciales, etc.), y en otras ocasiones, como está siendo llevado en Madrid, se llega a la prohibición de dicha circulación.

Estas medidas ocasionan un desorden en nuestro día a día a tener en cuenta. Una gran parte de la población trabaja, estudia y necesita moverse por estas zonas que, de un día a otro, han limitado cualquier circulación por ella. ¿Cuáles son las alternativas que tenemos? Bien, es cierto que estas leyes pueden llevarse a cabo para incentivar el consumo del transporte público. Sin embargo, a veces no siempre es una buena opción. Los horarios no siempre son los óptimos, corremos riesgo de retrasos indeseados y en hora punta podemos sufrir los clásicos atascos o viajes incómodos por transportes que superan el límite permito de pasajeros.

Parecía que la solución había llegado. Los vehículos de movilidad personal de consumo eléctrico podían ser la solución a estos problemas, y un aumento considerable de nuestro nivel de día. Pero la población seguía desconfiando. «¿Y si las leyes se vuelven en su contra?» «¿Dónde poder recargarlos?» «¿Y si nos dejan tirados a medio camino?» Son muchos de los rumores que se extienden y que nadie responde adecuadamente.

Pues bien, el problema no es un problema. Estas «posibles leyes», que son habladurías populares, nunca llegan y si lo hiciesen, no podrán perjudicar a vehículos eléctricos que están matriculados como un ciclomotor. Es decir, tu vehículo eléctrico es tan legal como la clásica vespa que todos tuvimos cuando éramos jóvenes.

¿Y si nos deja tirados a mitad de camino? Todo dependerá de cómo de buena sea la batería que compremos, y para cuantos kilómetros necesitemos su autonomía. Es muy simple. Si necesitas circular unos 70-80 kilómetros al día, la batería que necesitarás comprar deberá ser superior a otra persona que, por el contrario, únicamente circule diaramente unos 15 kilómetros.

Pero, ¿y si no calculamos bien las distancias? No hay de qué preocuparse, pues cada vez son más las normativas que apoyan los vehículos eléctricos. Y es que, ayer jueves, se aprobó la incorporación de 20 puntos de recarga para vehículos eléctricos en la ciudad de Madrid. A partir de 2019 no habrá excusas.

No se tratan de vehículos que vayan a prohibir, sino todo lo contrario. Son recursos ecológicos que nos permiten disfrutar de nuestro día a día de la forma más cómoda posible, respetando el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *